Limpieza.comPresupuestos a empresas de limpieza
Software para empresas de limpieza
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Canal de la limpieza profesional
  
12/08/2003 | Fuente: Limpieza.com Volver Atrás

No proteger los suelos: el gran error de clientes y empresas de limpieza.

Artículo técnico sobre la importancia de mantener protegidos los pavimentos.

No proteger los suelos: el gran error de clientes y empresas de limpieza.  

'…A ver si inventan un producto que sea capaz de dejar este suelo en condiciones…' decía un operario de limpieza mientras frotaba un suelo de linoleum con un estropajo abrasivo.

'...Estas manchas negras solo se quitan frotando y con lejía...' (señalando una zona desgastada bajo la mesa, donde se apoyan los pies en el suelo)

... ' y lo peor de todo, es que a los dos días vuelve a estar igual, y el esfuerzo no sirve de nada, el cliente siempre se queja de que se ve sucio. '

Efectivamente, muchas empresas de limpieza emplean muchos recursos (humanos y económicos) en realizar trabajos de limpieza de suelos que no lucen bonitos.

El origen de este este problema no está ni en el tipo de suciedad  ni en la cantidad de tránsito que sufre el suelo, sino en la poca o nula protección del mismo.

De la misma manera que ventanas y puertas son barnizadas y nuestros vehículos son pintados, todos los suelos deben de permanecer protegidos de una u otra forma. Esto no evita que se ensucien, pero sí que facilita muchísimo la limpieza cotidiana del mismo y además hace que se 'vea' limpio.

Una de las mayores partidas presupuestarias en la construcción de un edificio es precisamente la destinada al pavimento. Poner un suelo es caro, es una inversión que se debe de proteger principalmente por dos motivos:

-Por motivos estéticos.- Los suelos son un referente en cuanto al nivel de limpieza de un edificio.

-Por motivos económicos.- Como acabamos de decir, ha costado mucho dinero y no es algo que nos podamos permitir de cambiar cada año.

Recuerde esto: las pequeñas partículas de sílice que hay en el polvo y la tierra que arrastramos en los zapatos, abrasan cualquier superficie. Son como una lija incansable que acabará por deslucir el suelo, por muy duro que este sea.


VARIOS MÉTODOS DE PROTECCIÓN


Protección pasiva.

Podemos decir que son sistemas de protección pasiva aquellos que evitan que la suciedad entre o/y se propague por el edificio.

Así por ejemplo podemos poner alfombras que atrapen las partículas de tierra que arrastramos con los zapatos.
Un sistema de puertas dobles o puertas giratorias como las que se encuentran en muchos hoteles, también ayuda a mantener a raya a la suciedad al evitar que se generen corrientes de aire hacia el interior del edificio, que introduciría el polvo por arrastre.

Si el 80% de la suciedad entra por la puerta, lo ideal es poner allí la primera línea de defensa. Toda la suciedad que se recoge en la alfombra de entrada, es suciedad que no tendremos que ir después buscando y recogiendo por todo el edificio. O sea, que si la paramos en la entrada nos ahorramos el 80% de la suciedad.

===================================

... En fechas recientes estaba de compras en un gran centro comercial. Llovía y la gente corría desde los coches para refugiarse dentro del edificio

El centro de todas las miradas era una operaria de limpieza que manejaba una máquina fregadora de conductor sentado. Iba una y otra vez de un extremo a otro del pasillo, recorriendo toda el área de puertas de entrada.

¿Porque no se movía de esa zona? Pues por dos motivos, el primero estético: el suelo es de gres blanco y quedaba todo lleno de pisadas de agua negra. El otro motivo es de seguridad: el gres se vuelve muy peligroso cuando está mojado, había que recoger el agua continuamente.

=====================================

Resulta que prácticamente ningún gran Hipermercado de España tiene alfombras adecuadas para proteger sus accesos. Lo curioso es el sobre-esfuerzo que deben de realizar las empresas de limpieza para suplir esta carencia.

Protección activa

Como dijimos anteriormente, las partículas abrasivas junto con la acción del tránsito, rayarán el suelo. Cada raya en el suelo, por microscópica que sea, se convierte en un 'escondite' para la suciedad, es un punto de anclaje que dificultará su eliminación. Por ello es importantísimo pasar la mopa contínuamente, con más frecuencia en las zonas de entrada que en el resto.

La mayor parte de los pavimentos suele tener un tratamiento superficial que lo protege (al menos al principio). Estamos hablando del cristalizado de los suelos calcáreos, del esmalte de los suelos de gres, o de las emulsiones en los suelos plásticos.

Si esta protección inicial desaparece, el suelo será mucho más vulnerable especialmente si pierde su impermeabilización. Si esto ocurre, los líquidos derramados penetrarán en el pavimento dejando manchas que quizás no podamos eliminar.

Suelos plásticos y Linoleum: proteger con emulsiones.

 El PVC, la goma Pirelli y el Linoelum son suelos no cristalizables. La protección debe de realizarse con emulsiones.

Lo ideal es comenzar con un mínimo de 4 capas. No vamos a entrar en detalles sobre la aplicación y el mantenimiento de este tipo de productos, solo le diré que no se trata de aplicar la protección y olvidarse de ella hasta pasados 1 año, o dos, o hasta que el cliente decida renovarla. Hay que mantenerla mediante una programación y maquinaria adecuada.

En este tipo de protección las rayas las sufre el producto y no el suelo. Como el producto es pulimentable ( lo podemos lustrar con rotativas UHS) y es relativamente fácil de renovar, (lo podemos decapar y reaplicar). Siempre tendríamos el suelo nuevo. Son las capas de 'quita y pon' las que mantenemos.

En muchos paises utilizan esta misma técnica también para suelos de terrazo, mármol, terracota.

Suelos cacáreos: la cristalización.

España es uno de los paises que más utiliza esta técnica aplicable a suelos de terrazo y mármol, principalmente.

Sin entrar tampoco en detalles, se trata de impermeabilizar el suelo mediante una reacción química que conseguimos mediante rotativas de velocidad standard, pulverizando un producto cristalizador y dotando la máquina con lana de acero.

Otros suelos como el Gres no admiten tratamientos de ninguno de los tipos anteriores. Cuando pierden su protección 'de fábrica' (esmalte) no hay solución posible.

Resulta que los clientes (los propietarios de los suelos donde nosotros vamos a limpiar) no están muy dispuestos a pagar dinero por la protección de su suelo. En muchos casos tenemos contratados un cristalizado anual, o decapar y aplicar emulsiones también una vez al año. Y sobre todo el cliente lo hace más por estética: resulta que estas protecciones que tanto facilitarían nuestro trabajo diario de limpieza ADEMÁS DEJAN EL SUELO BRILLANTE Y BONITO.

Permítanme que recalque este último punto. El brillo es muchas veces lo más importante para el cliente (de hecho es lo único que le mueve a pagar un cristalizado, por ejemplo.) pero para nosotros lo verdaderamente importante es que nos facilitará la limpieza diaria.

Y es aquí donde tenemos un buen argumento para “vender” un protección continuada del suelo.

El cliente nos pide que apliquemos emulsiones una vez al año. Durante el primer mes el suelo luce impecable, al tercer mes el brillo pierde intensidad y desde el sexto mes hasta el año, está horroroso.

Quizás podamos convencerle de que por un poco más de dinero tendrá el mismo brillo al tercero, quinto y décimo mes, (y a nosotros nos vendría de perlas: estará bonito todo el año, impermeabilizado, será fácil de pasar la mopa y de fregar, tendremos un cliente satisfecho.)

Ahora volvamos con nuestro operario del principio y analizemos sus comentarios:

'..A ver si inventan un producto que sea capaz de dejar este suelo en condiciones' decía un operario de limpieza mientras frotaba un suelo de linoleum con un estropajo abrasivo.

Esto significa que está cansado de pelear con ese suelo, emplea más tiempo en intentar dejarlo limpio que en ningún otro trabajo. Probablemente han probado ya muchos productos diferente y ninguno parece dar un resultado duradero.

'...Estas manchas negras solo se quitan frotando y con lejía...' (señalando una zona desgastada bajo la mesa, donde se apoyan los pies en el suelo)

Está frotando con un estropajo abrasivo porque la suciedad está adherida en las pequeñas rayas del suelo, producidas por la acción abrasiva del polvo y los zapatos. No sabe que al hacerlo está agudizando el problema: si quedaba algo de protección, la está eliminado y está rayando el suelo aún más.

... ' y lo peor de todo, es que a los dos días vuelve a estar igual, y el esfuerzo no sirve de nada, el cliente siempre se queja de que se ve sucio. '

Efectivamente, no hay nada mas desalentador para el profesional de la limpieza que el hecho de no ver los resultados de su trabajo. Al cliente le da la sensación de que no sabemos limpiar, cuando el problema está en su falta de inversión en protegerlo.

En resumen, tenemos un operario “quemado con su trabajo”, un cliente “insatisfecho” con el servicio, un suelo feo, sin brillo y sucio. La solución a este caso no está en encontrar un producto “mágico” que limpie con facilidad, sino en limpiarlo y protegerlo.

¿Y que solución me da usted si el cliente no se quiere gastar dinero en ello?

Claro, todos sabemos que no se quiere gastar dinero en estos tratamientos pero luego exigirá suelos brillantes y limpios. Somos los profesionales de la limpieza los que debemos comenzar a marcar las pautas y “vender” nuestros productos en lugar de limitarnos a ajustar nuestros presupuestos a las pautas que marca el cliente: no se puede construir una casa de cartón y luego exigir que no hayan goteras. Si la quieres de cartón asumes las goteras y si no quieres goteras la construyes con buenos materiales.

Lamentablemente en limpieza estamos muy acostumbrados a que nos pidan la casa de cartón y después aceptemos reparar goteras siempre que el cliente lo exija, y sin coste adicional!

¿Y usted? ¿Realmente ha intentado convencer a sus clientes de la importancia de proteger sus suelos?

Si al menos lo ha intentado, enhorabuena, ya estamos en el buen camino.

Abel Martínez
Limpieza.com





El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal