Limpieza.comPresupuestos a empresas de limpieza
Software para empresas de limpieza
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Canal de la limpieza profesional
  
31/08/2004 | Fuente: telepolis.com Volver Atrás

OLEADAS MIGRATORIAS

Si hasta hace poco una señora de la limpieza para servicio doméstico podía cobrar entre 1000 y 1200 pts la hora, ahora se encuentra que las inmigrantes ecuatorianas o magrebíes, etc., cobran 900 pts/hora. A la trabajadora española no le quedan más que dos opciones: abaratar injustamente su sueldo y además entrar en feroz competencia con las inmigrantes.

Todos los veranos asistimos a un incesante flujo de inmigrantes en pateras desembarcando diariamente en nuestras costas.
Incluso ya se ha dado el grotesco caso de algún desembarco en las mismas playas destinadas al turismo.
Pero igual de preocupante que estas lamentables imágenes de pateras, son las grandes oleadas migratorias que no vemos diariamente en las noticias, al no llegar en tan penosas condiciones, si no mucho más plácidamente haciéndose pasar por turistas que aterrizan en nuestros aeropuertos o que nos visitan en vehículos a través de la frontera con Francia. Entre éstos, es curioso el hecho de multitud de inmigrantes del este que se recorren toda Europa para recalar finalmente en España.
¡Cómo si no existiesen más países intermedios!

Aún más absurdo que curioso, son aquellos que se gastan auténticas fortunas, con las que podrían vivir más que sobradamente en su país de origen, con el obsesivo objetivo de conseguir llegar a cualquier país de Europa.

Sin embargo lo más incongruente de todo, son los datos que claramente están ahí para quien los quiera ver:
Mientras la inmigración se incrementa frenéticamente, la tasa de desempleo (cuando no se incrementa también) permanece prácticamente inalterable.
Cuando lo más lógico sería que esta tasa de desempleo fuera disminuyendo proporcionalmente al mismo ritmo.

¿Qué está ocurriendo?
¡Algo falla en la ecuación!

¿O quizá todo esto responde a un descarado favorecimiento de las demandas de un mercado laboral que exige insaciablemente cada vez más mano de obra barata?

-----Un ejemplo real como la vida misma: Si hasta hace poco una señora de la limpieza para servicio doméstico podía cobrar entre 1000 y 1200 pts la hora, ahora se encuentra que las inmigrantes ecuatorianas o magrebíes, etc., cobran 900 pts/hora. A la trabajadora española no le quedan más que dos opciones: abaratar injustamente su sueldo y además entrar en feroz competencia con las inmigrantes. O renunciar a ese trabajo, con el agravante de que si ejercía ese empleo seguramente es porque no tenía ninguna oportunidad de encontrar un trabajo mejor y por tanto sus posibilidades de conseguir otro empleo serán prácticamente nulas. Por lo que tendrá que dejar de trabajar definitivamente, engrosando las listas del paro.

La actitud de los gobiernos para, de vez en cuando, ir tranquilizando a la población; luego de frecuentes regularizaciones extraordinarias masivas, luego de inmigrantes que se encierran en catedrales exigiendo papeles y espoleados por asociaciones que bien consciente o inconscientemente en realidad les están haciendo el juego a los que finalmente se benefician de esa mano de obra barata, etc.; es moverse en una ambigüedad en la que pretenden aparentar tenerlo todo bajo control.

Pero entre aquellos que lo favorecen, aquellos que se benefician y aquellos que miran para otro lado han asentado esta situación de paulatino abaratamiento de la mano de obra.
Y esto queridos compatriotas tiene un nombre muy claro:
¡Injusticia Social!

¡Y esta Injusticia Social recorre toda Europa!


Pretendiéndose que una sola parte (el oeste), de un solo continente que es Europa, absorba la inmigración en masa de millones y millones, no solo de un país o de una zona concreta del mundo, si no de además del este del propio continente, simultáneamente, la de otros tres continentes más.

Si realmente se quisiera atajar y controlar esta situación bastaría el serio compromiso del cumplimiento, por todas las partes, de un acuerdo europeo con unas medidas tan simples como aplicar unas mínimas leyes restrictivas desde la más estricta legalidad.





El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal