Limpieza.com el portal líder en limpieza profesional para las empresas de limpieza
Presupuestos a empresas de limpieza

Patrocinador

18/04/2012 | Fuente: haciendolimpieza.com.ar Volver Atrás

Un breve repaso sobre la historia del jabón

Compartir

Según cuenta una leyenda romana, el jabón fue descubierto debajo del monte Sapo, junto al río Tíber. En esas orillas, la grasa de los animales que allí se sacrificaban mezclada con las cenizas de las maderas de los fuegos ceremoniales formaban una pasta con propiedades limpiadoras; los esclavos romanos notaron que esa crema limpiaba sus manos y luego la comenzaron a usar para limpiar sus ropas.

Pero también hay documentación que habla de su utilización en Babilonia, alrededor del año 2.800 AC: se encontraron tarros de arcilla con inscripciones en las que se describe la mezcla de grasas hervidas y cenizas. Algunas otras corrientes de estudio hallaron evidencias de su uso en varios pueblos celtas.

Galeno, médico griego del siglo II, fue uno de los primeros en hablar del jabón como medio curativo, para la higiene personal y para el lavado de ropa. Sus teorías fueron base fundamental hasta la Edad media.
 
En aquellas épocas, las ciudades mediterráneas fueron grandes productoras de jabón gracias a su abundante producción de aceite de oliva. El jabón de Marsella era preparado con una mezcla de grasas vegetales.
Pero recién en el siglo XVIII se desarrollaron técnicas para obtener un jabón más puro mientras que la población comenzaba a tomar conciencia acerca de la importancia de la higiene.
 
En este sentido, los hallazgos de Luis Pasteur demostraron que el aseo personal reduce la expansión de enfermedades. Esto permitió que se profesionalizara y se expandiera la fabricación y el uso del jabón.
Luego, la revolución industrial del siglo XIX hizo que la limpieza de ropa, personal e industrial adquiriera otra dimensión al mecanizarse hasta convertirse en lo que es hoy.
Entre tantos inventos y descubrimientos, apareció el primer lavarropas, en ese entonces, conocido como lavadora mecánica.
 
El primer aparato para el lavado de ropa era una especie de bañadera cerrada con unos agitadores de madera. Con este implemento (que de mecanizado tenía bastante poco) se podía ahorrar tiempo en el lavado, se podía hacer la tarea con una mejor postura física y la lavandera no tenía las manos permanentemente mojadas. Pero todavía faltaba la otra mitad: el producto para lavar la ropa, que aún era un artículo de lujo.
 
Con el advenimiento de este invento comenzó a desarrollarse simultáneamente la industria del jabón. Esto se debió a que las fábricas comenzaron a expandirse gracias a las nuevas energías descubiertas e hicieron de la fabricación del jabón una gran industria. Con mayor oferta y mejor producción, el precio del jabón comenzó a a bajar y dejó de ser un artículo exclusivo para unos pocos para convertirse en un artículo de uso masivo y de primera necesidad.
 
Aparecieron los jabones para el cuerpo, para uso personal e íntimo, y, por supuesto, específicos para el lavado de ropa.
 

Detergentes
 
Si bien los primeros detergentes surgieron en Alemania en 1916, recién se hicieron populares a fines de la década del ’30. La Segunda Guerra Mundial provocó una gran escasez de grasas animales y vegetales, que son las utilizadas para fabricar el clásico jabón, y comenzaron a ser sustituidas por productos químicos de origen mineral, que resultaron ser más económicos y fáciles de manipular.
 
A mediados del siglo XX, el desarrollo de las industrias químicas incorporó innovaciones que hoy nos resultas habituales pero que en su momento revolucionaron el mercado de la limpieza de ropa: suavizantes para la ropa, blanqueadores, desmanchadores y especialmente detergentes baja espuma para los lavarropas automáticos que ya no sólo estaban en las lavanderías sino también en las casas.
 
El desarrollo tecnológico hizo que el arte de lavar la ropa también fuera toda una ciencia.
 
El jabón clásico y tradicional fue perdiendo cada vez más mercado, y quedó reducido a su comercialización en pan, pastillas y escamas.





DOCUMENTOS RELACIONADOS

La otra historia de la ciudad: La suciedad en Barcelona a lo largo de los siglos (11/02/2011)

Jabón, dinero limpio. Un breve recorrido por la historia del jabón. (15/01/2007)

:: Historia del uso del jabón. (08/07/2004)

Compartir

Síguenos en:

El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal - Contactar

Publicidad