Limpieza.com el portal líder en limpieza profesional para las empresas de limpieza
Presupuestos a empresas de limpieza

Patrocinador

25/01/2004 | Fuente: Volver Atrás

¿FORMACIÓN? SÍ, GRACIAS

Compartir

 Todo evoluciona y nuestro sector no puede ser menos. Atrás quedaron los tiempos en que se fregaba de rodillas. Ya no basta sólo con limpiar, ahora además hay que desinfectar áreas, proteger superficies, y hay que hacerlo con rapidez y seguridad.


Por Abel Martínez
Director de www.limpieza.com
 

¿PORQUE ES NECESARIA LA FORMACIÓN?

        Todo evoluciona y nuestro sector no puede ser menos. Atrás quedaron los tiempos en que se fregaba de rodillas. Ya no basta sólo con limpiar, ahora además hay que desinfectar áreas, proteger superficies, y hay que hacerlo con rapidez y seguridad.

Para llevarlo a cabo hay un camino: la cualificación profesional.

Más exigencia.- los standares de limpieza aumentan día a día, ya no queremos solamente suelos limpios, los queremos impecables y brillantes. Esto exige conocer nuevas técnicas.

Más competencia.- ¿Que ofrece una empresa de limpieza que no ofrezca su competencia? La guerra de precios tiene un límite, la profesionalidad de sus operarios puede marcar la diferencia con su competidor. El buen conocimiento de la técnica también puede ayudarnos a reducir costes.

Mejor cualificación.- Muchas veces, el cliente es reticente a introducir en “su casa” (extiéndase fábrica, oficinas, etc) a personas que no inspiren plena confianza en la realización de su trabajo. En demasiadas ocasiones los accidentes sufridos por los operarios y los “estropicios” provocados en mobiliario o suelos, han puesto en alerta al cliente que ahora desea un servicio profesional.

Nuevas técnicas.- Quizás le sorprenda saber que el sector de la limpieza es uno de los que más patentes de inventos registra. Pocos llegan a cuajar en un mercado tan competitivo, pero los profesionales deberían conocer los últimos avances en nuestro campo. Hielo que limpia, luz ultravioleta que desinfecta, nuevos sistemas para la limpieza de falsos techos, nuevos tejidos más efectivos...

Nuevos materiales.- ¿Sabe usted que existe un material plástico que cuanto más lo frota con un estropajo más difícil es que las bacterias se reproduzcan en su superficie?. Los materiales con los que se construye el nobiliario que nos rodea cambia constantemente. Seguro que alguien en su empresa se ha preguntado como se debe de limpiar la pantalla o el teclado del ordenador. En su día fueron novedad las persianas venecianas y los suelos de porcelanato y tuvimos que reciclarnos para aprender a limpiarlos, cada día aparecen nuevos materiales que quizás podríamos estropear si utilizamos las técnicas o productos de limpieza tradicionales.

EJECUTAR UN PROGRAMA DE FORMACIÓN NO ES TAREA FÁCIL.

A estas alturas todos sabemos que la formación no tiene éxito sin la implicación de todas las partes: empresarios, trabajadores, sindicatos, administración…

No basta con que una de las partes decida que hay que realizar formación, es como una cadena en la que deben de responder todos los eslabones.

Se me ocurren dos puntos que pueden frenar la expansión de una formación generalizada para el sector:

        ¿De donde se sacan las horas lectivas? Si la formación  se realiza en horas de trabajo supone un problema para el empresario. Si la formación se realiza fuera de horario laboral es un problema para el operario.

Encontrar mecanismos de compensación para ambos casos y/o repartir a partes iguales el tiempo de formación, ayudará a resolver esta cuestión.
 

        ¿Como diferencia el cliente al personal cualificado del no cualificado?

        Sin duda, la exigencia de un certificado de profesionalidad para poder ejercer de limpiador supondría un gran avance en este sentido.


POR EXPERIENCIA.

Motivar a los empresarios y trabajadores.- El primer problema con el que se encuentra el formador es la poca motivación con que los alumnos asisten a cualquier cursillo.

        En términos generales el operario se pregunta: “a ver que me van a enseñar a mi a estas alturas, si llevo diez años limpiando.” Y es que, efectivamente el primer paso para obtener éxito en un cursillo es convencer a los asistentes de que limpiar es una profesión, no una circunstancia, y como tal requiere de un aprendizaje, aprendizaje que nunca antes se ha llevado a cabo de forma metódica.

        Existen otros factores que influyen en la motivación del personal a la hora de recibir formación:


Para el operario: ¿Qué obtiene a cambio? ¿Qué esfuerzo personal le supone si, por ejemplo, debe de asistir a un cursillo después de una jornada de trabajo?

Para el empresario: ¿Qué beneficio obtiene el empresario? ¿Puede repercutir ese beneficio en el precio del servicio? ¿El cliente puede distinguir entre operarios formados y los que no lo están? Y si es así ¿Están los clientes más dispuestos a contratar empresas con personal formado que empresas con operarios sin formación?

Formadores de calidad

Como la creencia general es que para limpiar no son necesarios conocimientos especiales, pues tampoco debe ser muy complicado preparar un programa de formación y que esta la imparta cualquier persona, aunque no sea del sector.

Esto es altamente arriesgado para nuestro sector ya que el personal que recibe la formación es muy sensible al modo en que se explican las cosas, poco habituado a estar en un aula durante 3 horas. Se debe de sentir identificado con el docente y percibir que este habla con autoridad. Por ello es imprescindible que la persona que imparte la formación sea un buen conocedor tanto del sector y su problemática como de las técnicas de limpieza, además de un buen docente. Si esto no es así la motivación disminuye y cuando sus compañeros les pregunten ¿Qué tal te fué en el cursillo? quizás la respuesta sea “un rollo, al próximo no pienso ir.”

Afortunadamente existen muchas personas perfectamente cualificadas para llevar a cabo este cometido. El objetivo es que los alumnos acaben un cursillo diciendo: ¡Quiero más cursillos de formación!

Seguir un programa.

Es fácil encontrarse con esta situación:

==========================

Empresario.- Quisiera un cursillo de formación para mis operarios de limpieza.

Profesor.- Bien, que le parece si confeccionamos  un programa para conseguir un formación de calidad.

Empresario.- Mire, es que a mí lo que me urge es enseñar a mis operarios a abrillantar suelos y cuatro cosas más sobre productos y riesgos laborales….

Primer día de clase

Profesor.-.  Hoy vamos a aprender a cristalizar suelos calcáreos .

Alumno.- Perdone, ¿podría decirnos cuales son los suelos calcáreos?

Profesor.- ¿??? Bien, comenzemos por la identificación y características de los suelos….

========================

Es decir, no nos podemos saltar los niveles.
        No se debería realizar un curso avanzado sin haber realizado previamente un curso básico porque así no se avanza. 

Para poder ser un buen profesional de la limpieza es necesario conocer conceptos básicos sobre los tipos de pavimentos, los tipos de productos, el ph, la maquinaria, la organización del trabajo, los riesgos laborales etc, etc y después aprenderemos las técnicas para la limpieza de moquetas, fregado, mopeado y más adelante técnicas especiales (cristalizados, diamantados, tratamientos de suelos limpieza de techos, graffiti etc) y  después aprenderemos a realizar presupuestos, a vender nuestros servicios, a resolver situaciones conflictivas etc etc.

¿Vendemos horas o vendemos trabajos?

Por último no puedo dejar de pensar en lo difícil que resulta sacar a nuestro sector del concepto de limpieza = no cualificación.

Y es que entiendo las dificultades que tiene un empresario de limpieza para “vender” la profesionalidad de sus operarios. Principalmente cuando el cliente es el primero que piensa que el trabajo de limpieza que se le está ofreciendo lo podría realizar cualquier persona (su vecina, su cuñado, o él mismo) Por lo tanto solo atiende al concepto de “necesito una persona dos horas cada día” ¿Cuál es su precio?.

Como ven, intento decirles que si el objetivo es profesionalizar nuestro sector, ineludiblemente debemos vender de otra manera los servicios de limpieza ya que si no convencemos al cliente de que nuestros servicios son profesionales este solo comprará “horas” y las horas se pagan al más barato.

Y esto cierra un circulo vicioso que cuesta de romper pero que es absolutamente necesario hacerlo para sacar al sector de la limpieza de los últimos lugares del ranking de empleos peor considerados por nuestra sociedad.

Insisto en que creo que es absolutamente necesaria la formación en todos los niveles y la implicación de todas las partes:

La administración.- facilitando la financiación y acceso a la formación. Exigiendo la aplicación de un certificado de profesionalidad.

Los empresarios.- facilitando y compensando aquellos operarios que sí tienen una cualificación profesional. Haciendo valer la condición de “empresa con personal cualificado”

Los operarios.- concienciándose de que esta es una profesión y como tal requiere un aprendizaje y todo aprendizaje requiere un esfuerzo. Esto redunda en su propio beneficio.

Los sindicatos.- desmitificando que la formación beneficia especialmente al empresario. Apoyando los planes de formación y ayudando a empresarios y trabajadores a llevarlos a cabo.

Como ya he dicho, limpiar es una profesión, y como tal requiere una formación. Este el primer paso para subirnos el listón

Abel Martínez
Director de Limpieza.com 

Compartir

Síguenos en:

El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal - Contactar

Publicidad