Limpieza.com el portal líder en limpieza profesional para las empresas de limpieza
Presupuestos a empresas de limpieza

Patrocinador

25/08/2005 | Fuente: Project cat Volver Atrás

Nuevo y revolucionario cubo que dosifica agua limpia para fregar.

Compartir

Nuevo invento que permite fregar de forma más higiénica al fosificar el uso del agua limpia.

Hasta 1956 no era raro ver la imagen típica de la mujer fregando de rodillas. Una faena ingrata que hacia que hasta las mujeres de clase media no permitieran que sus maridos ni vecinos las vieran realizando aquella humillante tarea. Fue entonces cuando Emilio Bellvis inventó la fregona, una idea descabellada para unas mentes acostumbradas a fregar de rodillas durante décadas. Pero la realidad fue muy distinta, la sociedad tardó menos de un año en aceptar el novedoso producto que hacía más digna la limpieza de suelos. En tres años se había alcanzado la cifra récord de 55.000 unidades vendidas en España, toda una hazaña teniendo en cuenta la limitación de medios
publicitarios y transporte.
En 1964 se modernizó la estética y el material con los que se creaban los típicos cubos de fregar. Atrás quedaban los de metal para dar paso a los de inyección de plástico (un material que marcaría un antes y un después en la creación de todo tipo de productos.)La estética hizo que se introdujera un elemento hasta entonces desconocido, el escurridor. Un orificio en forma cónica que permitía retirar el exceso de agua con la que se había empapado la fregona.

La evolución del cubo de fregar ha sido magnífica, ahora bien ¿se friega correctamente? Es decir ¿se friega higiénicamente bien? La respuesta es que no, si repasamos con atención los pasos que se siguen para fregar, nos damos cuenta que verdaderamente se frega bien la primera vez que se introduce la fregona en el cubo, la segunda vez en cambio introducimos la fregona sobre agua sucia y la tercera sobre agua aún más sucia. Se podría decir que en vez de fregar lo que se hace es expandir
la suciedad en el espacio elegido para limpiar.
Por esa razón hemos diseñado un cubo para fregar con autoabastecimiento automático de agua limpia, el cual permite la obtención de agua limpia cada vez
que recurrimos a el para mojar la fregona . De esta manera se tiene la seguridad que la zona que vamos a fregar esté totalmente limpia y desinfectada, sin caer en el error que hasta ahora se tenía con los cubos de fregar convencionales, los cuales con una sola carga inicial de agua bastaba para fregar toda una superficie, recurriendo una y otra vez a mojar la fregona con la misma agua sucia que
habíamos utilizado para fregar antes.


 

Su funcionamiento interno es totalmente mecánico, convirtiéndose en un aparato que no necesita ningún tipo de mantenimiento ni fuente de energía externa. Para su utilización basta realizar los pasos normales que se realizaban con los cubos convencionales: llenar de agua el depósito y a fregar!  Con la seguridad que cada vez que mojemos la fregona lo haremos sobre agua limpia que no se ha hecho
servir para fregar con anterioridad.
Otra de las características que hace de este producto una innovación es el hecho de estar acorde con los tiempos que corren en cuanto al ahorro de agua, un elemento cada vez más preciado. Mientras que con un cubo de fregar convencional aproximadamente con 6 litros de agua se realizan unas 3-4 utilizaciones, con el nuevo sistema se pueden alcanzar 6 utilizaciones.
El nuevo cubo permite además respetar el medio ambiente, ya que al trabajar siempre con agua limpia deja la opción de fregar única y exclusivamente con agua,
sin necesidad de tener que mezclar ningún tipo de aditivo.

Funcionamiento técnico del
cubo de Autoabastecimiento de agua limpia

 

El primer paso es, hacer girar la tapa (1) del deposito para desclavar los anclajes (2) que repartidos a 90º consiguen distribuir la pequeña presión que necesita ejercer la tapa (1)
sobre el deposito(3) de agua limpia, y así conseguir su hermetización.
Una vez hecho esto, retiramos dicha tapa y procedemos al llenado del deposito.

 

 

Al cerrar la tapa (1) presionamos inconscientemente  la varilla de material plástico (4) que actúa sobre el Tapón de la válvula  haciéndolo ceder y dando paso al agua del deposito (3) al deposito dosificador.

 

 
El control del deposito dosificador (5) se consigue mediante 2 partes imprescindibles, 1 la entrada de agua (6), 2 válvula de control y retención
temporal de carga (8).
 

 

 

El objetivo de la válvula de retención temporal, es simplemente retener la entrada
de aire al depósito (3) durante los 3 segundos que se necesitan para escurrir la
fregona  2 veces, evitando así que se pierda agua mientras escurrimos. 

 

Para conseguir un vaciado instantáneo, el escurridor (10) esta apoyado sobre
un muelle (11) que al escurrir se presiona sin que el usuario lo note.
Para que no gire mientras escurrimos, tiene 6 guías a 60º que no le permiten
girar.  

 

En el momento que el usuario escurre la fregona, inconscientemente
transmite su fuerza a una biela (12) que a su vez conecta con un
tapón (13) impulsándolo de forma ascendente, liberando así el agua
utilizada, y por lo tanto sucia.
 

 

 

En el momento que el usuario finaliza la operación de escurrido, el muelle
actúa sobre el escurridor, devolviéndolo a su posición inicial, y a su vez
taponando de nuevo el deposito dosificador (5), quedando listo para recibir
una nueva dosificación de agua limpia.
 

 

 

 

 

El agua sucia pasa a la parte inferior del cubo para posteriormente ser
evacuada. Una vez finalizada la tarea del fregado del suelo de toda la
Vivienda, extraemos la parte superior para poder acceder al aclarado del Cubo residual.
 

 

CONTROL DE:  RECARGA, FREGADO Y VACIADO:

En la imagen de la pagina siguiente nos indica las diferentes posiciones de función.

Posición central: (RECARGA)

Abrir la tapa y llenar el deposito de agua limpia.

Posición derecha: (FREGAR)

Proceder a fregar utilizando los pasos de toda la vida, humedecer la fregona, escurrir el agua

sobrante y fregar.

Posición izquierda: (VACIAR)

El objetivo de esta posición es poder aprovechar el agua limpia sobrante del deposito (3).

Al tener la tapa en la posición de (Vaciado) lo que se con sigue es mantener la tapa (1)

cerrada sin dar paso de agua al deposito de autoabastecimiento (5), y así poder vaciar el

cubo residual sin que se pierda agua limpia por el deposito (5). 

 

 

 

 

Compartir

Síguenos en:

El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal - Contactar

Publicidad