Limpieza.com el portal líder en limpieza profesional para las empresas de limpieza
Presupuestos a empresas de limpieza

Patrocinador

23/09/2003 | Fuente: Volver Atrás

Peligros de infección en los trabajos de limpieza

Compartir

Determinado personal de limpieza puede estar expuesto a un considerable riesgo de infección por su actividad.

Empresas de limpieza recomendadas:


  PELIGROS DE INFECCIÓN EN LOS
TRABAJOS DE LIMPIEZA

 

Determinado personal de limpieza puede estar expuesto a un considerable riesgo de infección por su actividad. Es el caso, por ejemplo, de los trabajadores de limpieza, evacuación de desechos y descontaminación en instalaciones médicas y de laboratorios, aunque también se da el problema en actividades como, por ejemplo, el mantenimiento de estaciones depuradoras e instalaciones de aguas residuales.

En el campo sanitario la fuente de infección es por contacto directo con los enfermos o bien por contacto con material infectado, sean desechos, instrumentos o prendas de vestir, que esté contaminado con sangre, saliva, secreción de heridas, heces u orina.

Las clases de enfermedades más comunes e importantes, que se producen entre el personal de limpieza, son:

1.- Hepatitis infecciosa del tipo B: Juega un papel dominante entre los empleados de la sanidad. Aunque las cifras han descendido, dado que se acepta cada vez más la inmunización activa inofensiva, sigue siendo la enfermedad más frecuente.

2.- Hepatitis del tipo A y no A/no B: La del tipo A desarrolla, por regla general, un proceso menos grave y no deja secuelas posteriores, siendo posible desde hace poco la vacunación preventiva.

La hepatitis no A/no B, al igual que la hepatitis B pueden penetrar en la circulación sanguínea a través de pequeñas heridas y frecuentemente, por pequeños pinchazos de material contaminado. Ambos tipos de hepatitis causan los procesos más graves, no siendo raro que degeneren en una cirrosis mortal (5% a 10% de hepatitis B y hasta el 20% de hepatitis no A/no B.

3.- Tuberculosis: Los mayores riesgos de infección se presentan en actividades de medicina pulmonar e instalaciones de control de la función pulmonar, además de en consultas médicas de enfermedades pulmonares, quirófanos y laboratorios patológicos y microbiológicos.

4.- Enfermedades infantiles: Algunas son peligrosas para mujeres embarazadas pues pueden causar graves deformaciones o la muerte del feto. En actividades de consultar y clínicas de pediatría, jardines de infancia, guarderías, colegios, etc., en las que es frecuente la presencia del virus de la rubéola, el personal femenino en edad de procrear debe estar informado sobre los posibles riesgos.

5.- Virus HIV: Causantes del síndrome de insuficiencia adquirida (SIDA), pueden también penetrar en el cuerpo a través de pequeñas lesiones de la piel. No obstante, faltan todavía datos estadísticos suficientes para poder valorar el riesgo de infección en determinadas actividades.

6.- Otros Riesgos : Pueden representar un cierto peligro de infección algunos agentes piógenos, gérmenes intestinales, esporas de hongos, huevas vermiculares, etc. También pueden transmitirse algunos agentes patógenos de enfermedades animales (antropozoonosis) en consultas veterinarias y en actividades de aprovechamiento o utilización de cuerpos de animales.

Para prevenir los riesgos citados en los trabajos de limpieza deben de adoptarse algunas medidas de prevención básicas:

1.- Los trabajadores deben ser informados sobre los riesgos y las normas de protección. Así mismo, hay que impartir la formación necesaria y cumplir con las limitaciones de empleo para jóvenes y las medidas de protección de la maternidad.

2.- Las jeringuillas, cánulas, etc., deben ser eliminadas solamente en recipientes cerrados e irrompibles.

3.- Usar prendas de protección en la limpieza y evacuación de instalaciones y objetos contaminados. Emplear guantes de caña alta, fuertes e impermeables que impidan que cualquier líquido alcance el antebrazo. Se recomienda llevar debajo otros guantes de algodón como medida de confort para usos prolongados. Además, puede ser necesario llevar delantales y calzado impermeable.

4.- Desinfectar y limpieza las prendas de trabajo después de su utilización, no dejando nunca prendas sucias en vestuarios o roperos limpios.

5.- Limpieza cuidadosa, desinfectante y reengrasante de la piel, en particular de las manos, después del trabajo.

6.- Pueden ser necesarios exámenes médicos preventivos específicos antes de comenzar la actividad y en intervalos de 1 a 3 años. Igualmente exámenes de seguimiento al año y a los dos años de haber cesado la actividad.

7.- En caso de lesiones pequeñas consultar al médico ante un posible peligro de infección. 

Compartir

Síguenos en:

El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal - Contactar

Publicidad