Limpieza.com el portal líder en limpieza profesional para las empresas de limpieza
Presupuestos a empresas de limpieza

Patrocinador

13/11/2009 | Fuente: cleanlink.com Volver Atrás

El amanecer de un nuevo desinfectante

Compartir

Diseñando un desinfectante más verde


A medida que la EPA lanza planes pilotos para desinfectantes verdes, y sanitizantes, las organizaciones pueden comenzar a disfrutar de productos de limpieza ecológicos, a partir de hoy. 

No es fácil ser ecológico, especialmente cuando se trata de desinfectantes. Actualmente la EPA (Environmental Protection Agency de los Estados Unidos) prohíbe promocionar los desinfectantes ecológicos como “preferibles para el medio ambiente”, porque tienen que matar microbios, lo cual les da una designación de pesticidas. 
Sin una manera contundente de identificar a los desinfectantes ecológicos y a los sanitizantes, algunas empresas de limpieza creen que deben prescindir completamente del uso de desinfectantes. Marion Stecklow, director ejecutivo de Building Wellness Institute LLC, Silver Spring, Maryland, una firma formada para entrenar a quienes prestan servicios de limpieza en instalaciones comerciales para realizarlas de manera ecológica, comenta que, de hecho, ha auditado a más de una empresa donde el personal no estaba usando ningún desinfectante porque no estaban medioambientalmente certificados. 

El Director de asuntos legislativos de ISSA Bill Balek explica que los lineamientos de la EPA sobre la preferencia de comprar productos seguros, tanto para el medio ambiente como para la salud, hace difícil comprar desinfectantes medioambientalmente aptos.
“Los compradores”, nos comenta,
“actualmente no tiene una manera sencilla de identificar los productos desinfectantes con un perfil medioambiental preferencial. Dado esta confusión que se da, algunas políticas de estado o entidades individuales de compras han cuestionado su uso.”
Sin embargo, los desinfectantes juegan un rol muy importante en la remoción de los gérmenes que causan enfermedades de los medio ambiente cerrados. Steve Ashkin, presidente de Ashkin Group LLC in Bloomington, Indiana, enfatiza que “los desinfectantes constituyen una herramienta valiosa en la creación de edificios más sanos.” Agrega que aquellos que creen que no pueden emplear desinfectantes en sus programas de limpieza ecológica están equivocados, y recuerda a los consumidores finales que estos productos ayudan a proteger a la salud pública y al medioambiente. 

El amanecer de un nuevo desinfectante


Los desinfectantes y sanitizantes tienen una larga historia de ser calificados como pesticidas bajo el acto de la FIFRA (Acto Federal de Insecticidas, Fungicidas y Venenos para roedores). FIFRA establece el control federal sobre la distribución de pesticidas, su venta y su uso, y requiere que los pesticidas en los Estados Unidos se registren en la EPA. La registración asegura que los productos sean correctamente etiquetados, y promueve su uso de acuerdo con especificaciones diseñadas para prevenir el daño ambiental poco razonable.
Este estatuto regula que los productos destinados a matar plagas sean regulados como pesticidas. Los desinfectantes y sanitizantes quedan debajo de este paraguas porque matan microorganismos como bacterias y virus. 
“Limpiadores multifunción no están regulados, pero cualquier cosa que diga que mata bacterias, virus, hongos, o similar, sí lo estará”, explica Ashkin

Al tratar a todos los pesticidas de igual manera ha representado más desafío para la industria de la limpieza, agrega Balek. Con los gobiernos locales y las empresas lidiando con la manera de manejar a los desinfectantes con relación a los programas de limpieza ecológicos, se ha creado una necesidad de que la EPA cambie esta regulación de manera urgente. La política de la EPA frustra la innovación, a medida que los investigadores evitan gastar millones de dólares en desinfectantes, porque no pueden informarle a sus consumidores de sus logros. Al mismo tiempo los compradores profesionales reclaman desinfectantes más “verdes” para sus programas de limpieza. Debido a la falta de guía de la EPA, Balek señala que el mercado ha llenado el vacío con desinfectantes y sanitizantes ecológicos de manera espontánea, a menudo generando mensajes sin consistencia en la industria.
“Afortunadamente, la EPA se da cuenta ahora del problema”, agrega. “Se ha dado cuenta de que su actual política ha hecho difícil elegir desinfectantes y sanitizantes ecológicamente aptos”. 

En julio de 2008, la EPA respondió formando el Grupo de trabajo de demandas comparativas como parte del Comité de diálogo de políticas de pesticidas (PPDC), y le encomendó a sus organizadores que creen una política que reconozca a los sanitizantes y desinfectantes aptos medioambientalmente. Este grupo de trabajo hizo sus recomendaciones finales al PPDC a mediados de octubre de 2009, y muy pronto la EPA anunciará dos programas piloto de alcance federal

Michael Hardy, coordinador de la división de antimicrobianos de la EPA afirmó que la razón para la existencia de dos programas se hizo claro porque el grupo de trabajo identificó dos maneras distintas de identificar a los productos aptos
medioambientalmente. Como resultado, un plan piloto permitirá que los desinfectantes y sanitizantes calificados lleven el logo de la agencia de diseño para el medio ambiente de la EPA (DfE), mientras que otros podrán llevar aclaraciones que los fabricantes consideren importantes, basados en hechos reales, sobre características como “sin necesidad de secado” o “libre de esencias”. 

Tuercas y tornillos


A fin de lograr la aprobación para llevar el logo de la DfE en sus etiquetas, los fabricantes de sanitizantes y desinfectantes deben cumplir con una serie de criterios fijados por la Oficina de Programas Tóxicos, y luego solicitar el logo de la DfE a través de la Oficina de Programas de Pesticidas. 

“Lo primero que vamos a hacer es asegurarnos de que los productos tengan la menor toxicidad aguda de los pesticidas”, dice Hardy. Actualmente, la EPA fija cuatro criterios para la medición de toxicidad en pesticidas:

Toxicidad Clase IV (el menor nivel de toxicidad, considerado no tóxico), Toxicidad Clase III (precaución), Toxicidad Case II (cuidado), y Toxicidad Clase I (peligro). Los productos con grados de toxicidad I y II no podrán llevar el logo de la DfE. “No queremos que haya productos que deban ser usados con máscaras y equipos especiales que sean parte de estas pruebas piloto”, explica Hardy.
“Por ejemplo, no se debería tener que llevar máscaras o equipos de respiración para usar estos productos”. 

Estos requisitos tienen el inconveniente de que los desinfectantes concentrados que son de uso común en la industria de la limpieza o conserjería, recaen todos comúnmente en las clases de toxicidad I o II. Concentrados, los productos son corrosivos, explica Balek.
“Pero existen beneficios ambientales en la producción y la existencia en el mercado de productos concentrados,” enfatiza.
“Para comenzar, llevan menos agua, usando menos energía para transportar la misma cantidad de producto.” 

Los principales representantes de la industria le han recomendado a la EPA que resuelva este tema, al definir la toxicidad de un producto no de manera concentrada, sino cuando se preparan las dosis para usar. Hadry dice que la EPA está actualmente considerando agregar estos cambios a los requerimientos de sus planes piloto.
Otra dificultad puede surgir del proceso de revisión mismo, agrega Ashkin, quien nota que el Programa de la Oficina de Pesticidas debe considerar primero la eficacia de un producto. Dicho de otra manera, ¿Mata a los organismos que dice que mata? Los productos aprobados serán monitoreados por la DfE, donde Ashkin predice que muchos productos fallarán. Él explica que la DfE considera ingredientes desde perspectivas de salud, seguridad y medio ambiente, y algunos desinfectantes no pasarán estas pruebas. El éxito del programa radica entonces en cuántos productos pasarán estas pruebas de la DfE

“Si sólo un producto pasa, no es entonces un programa viable. Si todos pasan, tampoco”, dice Ashkin.
“La EPA está tratando de entender verdaderamente las implicancias de hacer que estos productos pasen los tests de la DfE”.
Además, el piloto de la DfE solamente estará disponible para productos actualmente registrados en la EPA, lo que hace que lo que monitorean la industria se preocupen de que no permita el desarrollo constante de productos más ecológicos. “Pero esto no es cosa juzgada”, enfatiza Hardy. Cuando la EPA anuncie los pilotos más adelante este año, su fecha de lanzamiento será alrededor de mediados del 2010, dándole a las compañías tiempo suficiente para presentar nuevos productos para ser registrados, antes de que empiece el piloto. La EPA también está considerando que nuevas fórmulas recaigan dentro del plan, a medida que el piloto progrese. Los planes piloto son trabajo en progreso, constantemente, y serán cambiados tantas veces como sea necesario durante los dos años que duran.

Depende de cómo estos pilotos afectan el mercado, agrega Hardy, que si se revela que las encuestas y estudios descubren que los logos de la DfE en un producto hacen creer a la gente que es completamente seguro, la EPA detendrá los programas. Pero si los usuarios comprenden que este etiquetado solo implica que estos productos tienen una toxicidad menor, no requieren equipamientos especiales para su uso, y que no harán que sus bocas u ojos ardan si los usan correctamente, los pilotos continuarán. El objetivo principal sin embargo, es estimular la innovación en el mercado.
“Esperamos que podamos hacer que el mercado reconsidere reformulen sus productos, para tener en el mercado los mismos productos en dosis de menor toxicidad”, dice. “Esto sería un buen indicador de que estos pilotos han tenido éxito”.

Volviendo medioambientalmente aptos a los sanitizantes

Sin embargo, las operaciones de limpieza no deberán esperar hasta mediados de 2010 o más adelante para volver a sanitizantes y limpiadores medioambientalmente aptos. Mientras tanto, Ashkin recomienda que los fabricantes consideren la orden ejecutiva 13423 cuando se comparen estos productos. Esta orden define como “medioambientalmente aptos” a los productos que “reducen el impacto ambiental, al compararlos con productos y servicios que se emplean con el mismo propósito”.
Él explica que la gente, equivocadamente, asume que todos los productos deben estar certificados en los programas de limpieza medioambientalmente aptos, pero en estas operaciones se pueden usar productos no certificados, siguiendo la definición de “medioambientalmente apto” que se define en esta orden. Los compradores deben ir un paso más adelante, y elegir desinfectantes que sean eficientes y cumplan con los requerimientos de costos, y también buscar esos productos que hagan el trabajo eficientemente, reduciendo los impactos ambientales y en la salud.
Por ejemplo, al seleccionar un producto concentrado, ayuda al medioambiente, reduciendo el impacto asociado con el empaque y el transporte. De igual manera, elegir un producto con pH neutro (cercano a 7) en vez de uno en los extremos de la escala de pH (0 ó 14) reduce la irritación potencial en la piel y los ojos. También elegir productos que cumplan con los requerimientos de la VOCs (requerimientos para compuestos orgánicos volátiles de California) pone menos de estas sustancias en el aire.
“Los productos con menor emisiones de compuestos orgánicos volátiles reduce el impacto en la respiración y causa menos problemas como el asma”.
Ashkin también enfatiza que usar desinfectantes cuando sea absolutamente necesario ayuda a las operaciones de limpieza medioambientalmente aptos. Los desinfectantes aptos para hospitales pueden ser esenciales, al limpiar salas de operaciones, cuartos de pacientes o salas de espera, pero innecesarios en oficinas de correo, salas de conferencia y otros lugares donde desinfectantes “verdes” de bajo grado o limpiadores de propósitos generales pueden ser suficientes.
Los planes pilotos de la EPA tienen por delante un camino largo y sinuoso. Y mientras estos esfuerzos hagan que volverse medioambientalmente aptos sea más fácil en el futuro, Ashkin enfatiza que el uso de desinfectantes “verdes” puede empezar hoy. 





DOCUMENTOS RELACIONADOS

:: INTERNACIONAL - La demanda de desinfectantes y químicos antimicrobianos alcanzará los 1200 millones en el 2013 (13/04/2009)
:: MADRID - Los limpiadores y desinfectantes aumentan el riesgo de asma entre los enfermeros (21/01/2009)
:: MADRID - Los productos de limpieza son ineficaces contra las infecciones (04/03/2004)
::Cambiando de productos verdes a procesos verdes (17/02/2009)

Compartir

Síguenos en:

El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal - Contactar

Publicidad