Limpieza.com el portal líder en limpieza profesional para las empresas de limpieza
Presupuestos a empresas de limpieza

Patrocinador

Detalle de la noticia

MELILLA | 18/08/2014 | Fuente: El Faro Digital Volver Atrás

Eulen pretende deslegitimar a la asociación de limpieza de edificios a la que pertenece

Compartir

Visto para sentencia la demanda de Aspel con la que pretende echar abajo el acuerdo del reparto de las bonificaciones a la Seguridad Social a través del convenio colectivo de limpieza.

 
El segundo juicio contra el acuerdo del reparto de las bonificaciones de la Seguridad Social quedó ayer visto para sentencia. La Asociación Profesional de Empresas de la Limpieza (Aspel), del ámbito nacional, presentó una demanda para impugnar el convenio colectivo de este sector que se firmó en Melilla en marzo de 2013 y en el que se incluyó la obligatoriedad de que las cuotas patronales se repartieran con los trabajadores. Precisamente, una de las empresas con mayor peso en Aspel es Eulen, que se niega a repartir las bonificaciones. Su demanda pretende cuestionar la representatividad y legitimidad de la Asociación de Empresas de la Limpieza de Edificios y Locales de Melilla, que firmó en marzo de 2013 el convenio colectivo del sector en el que se incluye el plus de bonificación. Paradójicamente, Eulen también es socio de la entidad melillense a la que demanda ahora.
La letrada que representa a la asociación melillense entregó al juez de lo Social la documentación correspondiente a las actas de constitución de la entidad en las que aparece Eulen como empresa asociada. Con esos documentos quiso demostrar que Eulen pertenece a dicha asociación, la misma contra la que ha presentado la demanda Aspel, en la que también está integrada Eulen.

El abogado de Aspel sostuvo que la asociación melillense negoció un convenio colectivo provincial sin estar legitimada para hacerlo, según dijo y además incumpliendo el artículo 88.1 del Estatuto del Trabajador. En éste se recoge que la mesa negociadora de un convenio colectivo el reparto de miembros con voz y voto “se efectuará con respeto al derecho de todos los legitimados y en proporción a su representatividad”.
Aspel insinuó que se le excluyó de la negociación, argumentación que rebatieron las abogadas de la Asociación de Empresas de Limpieza de Edificios y Locales de Melilla, UGT y CCOO. La entidad nacional Aspel asistió a la mesa negociadora si bien renunció “tácitamente” a participar en las negociaciones, actuando únicamente como invitado y como asesor jurídico. Esta figura también se recoge en el mismo artículo en su apartado tercero: “La designación de los componentes de la comisión corresponderá a las partes negociadoras, quienes de mutuo acuerdo podrán designar un presidente y contar con la asistencia en las deliberaciones de asesores, que intervendrán, igual que el presidente, con voz, pero sin voto”.

El responsable de la asociación melillense, Carmelo Martínez Lázaro, declaró en el juicio y afirmó que Aspel participó como invitado y asesor jurídico “independiente”. “Si no participó en las negociaciones fue porque no le interesaría aparecer por el resquemor de Eulen, que no quería firmar”. La reticencia de esta empresa estaba y está en el artículo 67 del VII Convenio Colectivo de la Limpieza de Edificios y Locales de Melilla que incluye el reparto de las bonificaciones a la Seguridad Social. La asociación sectorial melillense presentó también documentos de las actas de esas reuniones de la mesa negociadora en las que Aspel aparece como invitada.
 
Legitimidad
Al igual que el pasado lunes, la abogada de la Asociación de Empresas de Limpieza de Edificios y Locales de Melilla defendió la legitimidad de la entidad para negociar convenios colectivos, dado que cumple los requisitos exigidos de representatividad recogidos también en el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 87.
El apartado 3.c) capacita a las asociaciones empresariales de un territorio a negociar convenios colectivos si cuentan con el 10% de los empresarios y éstos den ocupación al 15% de los trabajadores del sector. La Asociación de Empresas de Limpieza de Edificios y Locales cumple ambos requisitos, según defendió su letrada en el juicio de ayer. La entidad cuenta “con una sobrada representatividad bajo los preceptos legales. Aspel actúa de mala fe porque no participó en la mesa de negociación porque lo hizo sólo como invitada. Por tanto, solicito la desestimación de la demanda porque sus argumentos se caen por su propio peso”, concluyó.
Las abogadas en representación de los sindicatos melillenses UGT y CCOO solicitaron igualmente la desestimación de la demanda interpuesta por Aspel con la misma argumentación defendida por la letrada de la Asociación de Empresas de Limpieza de Edificios y Locales.
 
Las ‘triquiñuelas’ de Eulen
En las conclusiones, el abogado de Aspel reiteró su argumentación para impugnar el convenio colectivo del sector, que incluye el plus de bonificación, mientras que las abogadas de las partes demandadas recalcaron la “mala fe” de Eulen en la motivación de la demanda, la segunda contra el acuerdo para el reparto de las bonificaciones a las cuotas patronales. Las “triquiñuelas” de Eulen para echar abajo el acuerdo firmado en diciembre de 2012 entre la CEME, UGT y CCOO tienen, coincidieron las tres abogadas, en retrasar el pago del plus de bonificación por la “lluvia” de demandas de los trabajadores de Eulen que reclaman ese reparto de la bonificación a la Seguridad Social. “Eulen es el primer beneficiado de esas bonificaciones que no revierte en los trabajadores”, concluyó.
 

Compartir

Síguenos en:

El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal - Contactar

Publicidad