Limpieza.com el portal líder en limpieza profesional para las empresas de limpieza
Presupuestos a empresas de limpieza

Patrocinador

Detalle de la noticia

BARCELONA | 06/09/2010 | Fuente: noticias.com Volver Atrás

Entrevista a Jan-Paul Zock, especialista en asma ocupacional:  “El uso reiterado de productos de limpieza puede desencadenar asma”
Compartir

Jan Paul Zock, especialista en asma ocupacionalEntrevista en Londres a un holandés que vive y trabaja en Barcelona. Su ámbito de investigación son las partículas nocivas contenidas en los aerosoles de la limpieza. El beneficio que causan en hogares e instalaciones se traduce, al parecer, en un perjuicio para la salud de quienes las respiran.


¿Por qué se multiplican los casos de asma?  

Los factores ambientales ganan cada vez mayor peso en la etiología del asma. Nosotros hemos constatado en Barcelona que la utilización asidua de aerosoles empleados como artículos de limpieza puede desencadenar asma. Son productos que liberan cloro y desinfectantes en el aire que respiramos, y en una proporción nociva.

¿Hemos de preocuparnos?

Si somos pacientes asmáticos debemos tomar precauciones. Tenemos pruebas de que la exposición a algunos productos de limpieza puede provocar trastornos respiratorios y empeorar el asma existente. Por otro lado, mucha sintomatología asmática que padecen trabajadores o trabajadoras de la limpieza desaparecería con sólo prevenir la inhalación de estos productos. También hay cancha para la prevención.

¿Cómo investigan todo esto? ¿Qué metodología utilizan? 

Nuestro Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) partió de un ámbito teóricamente ideal: los empleados de la limpieza que trabajan en hospitales y centros de salud, en los que la higiene y la limpieza son exigencias de primer orden. Averiguamos que estos profesionales son, sin ninguna razón fenotípica o genotípica, más vulnerables al asma que el resto de empleados. Esta circunstancia nos ha llevado a investigar, mediante ensayos clínicos y funcionales, qué  marcadores biológicos del asma se relacionan con los productos comúnmente empleados. Si extrapolamos el potencial nocivo de estos productos a todas las personas que los utilizan en sus casas, tenemos un problema… Hay ya varios estudios que constatan que la tasa de asma entre los conserjes, limpiadores profesionales, amas de casa y celadores aumenta de manera desproporcionada a la del resto de los trabajadores.

En casa, hay quien espabila con limón o vinagre; pero, en los hospitales, escuelas, restaurantes o empresas grandes, ¿qué se puede hacer?

No se trata de nada nuevo. Es sabido que muchos agentes de limpieza son irritantes respiratorios, incluso que algunos tienen propiedades de sensibilización alérgica. A todos nos entra en la cabeza que una exposición duradera a la inhalación de vapores de lejía, amoníaco, descalcificadores u otros ácidos, disolventes y quitamanchas no beneficia la salud. Nosotros hemos constatado que la utilización reiterada de estos productos más de una vez por semana se asocia a un aumento del 20% en sibilancias y otros síntomas asmáticos.

¿El peligro viene del qué o del cuánto?

La exposición (y el riesgo) están determinados por varios factores: la frecuencia y la duración del uso que se haga de estos productos, la concentración de ingredientes activos (los productos más concentrados son más nocivos) y la ventilación del habitáculo que se limpia. Los estudios siempre evalúan estas circunstancias en ámbitos profesionales (grandes espacios). En el ámbito doméstico es más difícil de estudiar, puesto que no podemos determinar con tanta precisión el vínculo del asma con la exposición a productos de la limpieza, de uso generalmente menos frecuente y más complejo de supervisar.

¿Hay algún “producto estrella” ante el que debamos protegernos?

Los que contienen cloro en una gran proporción. Además, muchos productos mezclan componentes que no hacen sino potenciar el poder nocivo y actuar de forma sinérgica.

¿Han intentado contactar con los fabricantes de estos productos para frenar su efecto nocivo?

Nosotros somos epidemiólogos y constatamos solamente un problema de salud. Corresponde a las administraciones valorar el alcance del problema que denunciamos y tomar luego las medidas o las normas legales preceptivas que se consideren. En todo caso, son las personas con riesgo asmático quienes deben tomar precauciones por sí solas.

¿Suficiente?

Necesario, en su caso. Pondré un ejemplo. Cuando me encontraba investigando en Holanda tomé parte en una investigación de salud laboral entre unos trabajadores adscritos a una industria alimentaria que se ocupaba de la patata. Descubrimos una prevalencia anormal de problemas respiratorios entre estos trabajadores y quisimos indagar en las causas. Tras un exhaustivo análisis, descubrimos que la clave no estaba en el aire sino en el agua que estos trabajadores empleaban en un circuito cerrado en el que se habían reproducido varias colonias de bacterias… Bastaron unos cambios que los afectados reclamaron en el acondicionamiento y el problema se resolvió. 

¿Cómo prevenir el asma asociada a los productos de limpieza? 

El Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) ofrece información sobre el riesgo de los productos químicos en su página web. 




DOCUMENTOS RELACIONADOS

:: BARCELONA - ESTUDIO: Los sprays de limpieza pueden desencadenar asma (11/06/2010)
:: MADRID - El asma infantil crece por el exceso de higiene y la contaminación (18/02/2010)
Compartir

Síguenos en:

El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal - Contactar

Publicidad