Limpieza.com el portal líder en limpieza profesional para las empresas de limpieza
Presupuestos a empresas de limpieza

Patrocinador

10/01/2008 | Fuente: La voz de Limpul Volver Atrás

Entrevista a Angel Salas, director de recuros humanos de Limpul Grupo. Publicada en La voz de Limpul

Compartir

Ángel Salas es director de Recursos Humanos de limpul grupo. Su capacidad, demostrada durante tres décadas largas de trabajo, lo convierte en uno de los más valiosos recursos de la empresa. Su calidad humana no es ningún secreto: la siguiente entrevista es solamente una muestra.

 

31 años en la empresa. No entró siendo director...  No, claro. Entré en limpul como administrativo. 3 años después las circunstancias quisieron que me hiciera cargo del centro de Gijón. En el 82 asumí un nuevo reto: informatizar la empresa, en una época en la que los ordenadores ni siquiera tenían disco duro.

Lo suyo es asumir retos.

Y formarme para ello, adaptándome a las circunstancias y a las necesidades de la empresa. Yo soy perito mercantil, pero en el 87, cuando asumí la coordinación administrativa, empecé a estudiar graduado social, la gran desconocida, una carrera que te aporta conocimientos para el día a día. Recientemente he terminado Derecho, que empecé en Oviedo y completé en la UNED.

¿De dónde saca el tiempo?

Cuando empecé a cursar Derecho iba a clase por las tardes, después del trabajo, a toda velocidad. No echaba en comer más de media hora...

Actor y testigo de la evolución de limpul. ¿Cómo ha cambiado la gestión en todos estos años? Una gestión profesional para ser más competitivos.

Competencia hay mucha. Limpul ha optado por una gestión de calidad que optimice los recursos. Vas perfeccionando la gestión para reducir costes y ser más rentable que la competencia. Un ejemplo de esa línea de trabajo: según datos de la Asociación Nacional de Importadores de Maquinaria de Limpieza, limpul es la empresa española del sector con mayor nivel de mecanización por trabajador.¿Una mejor gestión implica un cambio de filosofía?

La filosofía sigue siendo la misma. Al trabajador le transmitimos que la clave en su relación con el cliente ha de ser respeto, respeto y respeto. En limpul se tiene claro que sólo se puede afrontar retos cuando existe una estrategia. 0 marcas tú la agenda o te la marcan: puedes ser protagonista, guionista y director de la película... o conformarte con ser actor secundario. De estos 30 años, ¿recuerda alguna época en especial?

 

De encargado en Gijón trabajé muchísimo, pero lo pasé muy bien. Me acuerdo del trabajo en los barcos, desde las seis de la mañana hasta la medianoche, íbamos a llevarles bolsas con bocadillos a la gente. De ahí te marchabas a Mieres, a un banco... Quizás fuera cosa de la edad, o del clima entre el personal. Todavía hoy, cuando pasan por aquí compañeros de aquella época, nos paramos a charlar: "¡Qué bien trabajábamos! ¡Y qué bien lo pasábamos!"Eran otros tiempos...

 

También la gente era distinta. Era como en la serie "Cuéntame": amas de casa que querían tener su propio trabajo. Y muchas personas divorciadas o separadas (era la época), con cierto grado de decepción social. A día de hoy lo que abunda es la mano de obra extranjera. Tanto que en breve empezaremos a editar nuestras fichas formativas en tres idiomas distintos.

¿Siente alguna nostalgia?

Lo único que echo en falta es no poder poner cara a toda la gente. Ahora somos unos 1300 y las relaciones son diferentes. Y sin embargo esta sigue siendo una empresa familiar que se preocupa de estar encima, tanto del personal como del cliente.¿Ha tenido muchos "pretendientes" en todos estos años?

Hombre, después de 30 años te conoce mucha gente del sector... A veces piensas: permanecer tanto tiempo en una empresa ¿es bueno o malo? No tengo la respuesta, pero estoy seguro de que un árbol que ha echado raíces en un "prau" no agarra con la misma fuerza si lo trasplantas a un parque, por muy cuidado que esté.

¿Qué le quita el sueño?

Duermo regular, soy muy visceral y me acuesto con "el nervio" en marcha... y con la radio, mi compañera de desvelos y de viajes. A veces me quita el sueño pensar cómo se ha llegado a ciertas situaciones, por ejemplo cuando al día siguiente tengo un juicio...

... que no son muy frecuentes.

En limpul procuramos practicar el derecho preventivo para evitar conflictos. En los últimos años apenas hemos tenido ni siquiera casos de conciliación.

Realmente sigue siendo una empresa familiar, pero este carácter no se detecta en la gestión, sino que se transmite en el contacto directo a la hora de ofrecer servicio, estando encima de la jugada. La entrada de los hijos de Mario, desde luego, supuso un cambio de gestión, más profesional: se optó por dotar a la organización de departamentos específicos, ajustados de personal, pero eficaces.

Compartir

Síguenos en:

El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal - Contactar

Publicidad