Limpieza.com el portal líder en limpieza profesional para las empresas de limpieza
Presupuestos a empresas de limpieza

Patrocinador

26/07/2005 | Fuente: BRICOCANAL.COM Volver Atrás

CUIDADO Y LIMPIEZA DE LOS MUEBLES DE MADERA

Compartir

 

La madera es, por regla general, uno de los materiales más utilizados en la decoración y construcción de terrazas, porches y patios. Es un material que, además de duradero, se combina sin problemas con otros elementos decorativos.

Dentro de los tipos de madera, la teca es una de las más adecuadas para el exterior: es lisa, compacta y resiste bien las inclemencias del tiempo y la intemperie. Además de no sufrir alteraciones ante los cambios de temperatura, y la resina que lleva la protege de la humedad y los parásitos.

Suele ser una madera originaria del sudeste asiático, su belleza se debe sobre todo a su excepcional densidad. El inconveniente que tiene para muchos bolsillos es el precio porque una mesa extensible hasta 180x240 centímetros puede salir perfectamente por unos 1201.99 euros, y el precio de una silla plegable con su loneta incluida, para acompañar a este tipo de mesa, puede costar unos 198.33 euros.

Más madera


Otro tipo de muebles para exterior que está poniéndose de moda son los hechos con madera kwila, procede de Australia y contiene un aceite natural que le da un color rojizo y la hace apta para la intemperie. Los sillones tipo director, salen bastante bien de precio; se pueden comprar por unos 36.06 euros y un banco de tres plazas para un rincón del jardín o para un porche es fácil de encontrar por unos 150.25 euros.

Sobre los muebles de madera en general, hay que tener en cuenta que ésta debe tener un grado de humedad determinado para que su calidad sea la adecuada. Se podría decir que éste es fundamental para descubrir la calidad de un mueble de madera. El grado de humedad requerido para la madera varia según la especie, su espesor, su aplicación y el clima al que ha de estar sometida.

Así, en el caso de los muebles de jardín, la madera con la que están hechos ha de tener un 16% de humedad. Una puerta de exterior de madera, por ejemplo debe tener un 14% de humedad y las maderas utilizadas para otro tipo de construcción exterior, entre un 16% y un 18%.

 

las maderas de interior (roble, pino, cerezo, arce, fresno, nogal, etc) se presentan siempre barnizadas y con dos acabados: ‘poro abierto’ –tiene un aspecto más natural y es rugoso al tacto– y ‘poro cerrado’ –más uniformes y de tacto liso–. Las maderas de exterior son de ‘poro abierto’ y suelen ser de teka, iroko o tropicales; resisten a las inclemencias del tiempo y no están barnizadas. Para las maderas de ‘poro abierto’ utiliza un limpiador jabonoso, y para las de ‘poro cerrado’, un limpiamuebles con ceras.

 

LIMPIAR SUS MUEBLES DE MADERA


Si sus muebles de madera no están barnizados páseles un trapo humedecido en agua con vinagre, luego saquéeles brillo con un trapo seco.
Si están barnizados disuelva un poco de champú para el cabello y límpielos con un trapo con esta mezcla.
Séquelos y púlalos con un paño seco.
Si son de mimbre o rattan, límpielos con jugo de limón y luego séquelos con un paño limpio y saquéeles brillo.

Manchas en la madera: Para sacar las manchas circulares de líquidos sobre los muebles de madera en donde se ha apoyado un vaso, sólo bastará con frotar suavemente pasta dental con un trapo lijeramente humedecido un agua.

Recuperando el brillo: En el supuesto caso que no hubiera a mano un buen lustramuebles en aerosol, se puede recuperar el brillo perdido en los muebles de laca preparando un té bien cargado con agua hirviendo y dejándolo enfriar. Luego pasar sin frotar un trapo embebido en el té sobre la superficie.

  

ARAÑAZOS EN LA MADERA

 Para eliminar los arañazos hechos en la madera, mezclaremos pasta dentífrica y aceite de oliva. Si los arañazos son más pronunciados, aplicaremos cera calentada al baño María tras haber lijado la zona previamente.

 

BURBUJAS DENTRO DE LA MADERA

 Si encuentras burbujas dentro del contrachapado o en la cinta de cantear, pásale un plancha caliente de casa protegiendo la madera con un periódico o un trapo viejo. El calor ablandará la cola, entonces presiona fuertemente para volver a pegarlo y evitar que vuelva a aparecer la burbuja.

 

ARREGLAR GOLPES EN LA MADERA

Después de producirse el golpe empaparemos un algodón con leche tibia sobre la zona. Horas después descubrirá que la madera se ha hinchado y parece no haber tenido ningún golpe. Eliminar abolladuras en la madera: Para eliminar las marcas y golpes en la madera de pisos y muebles, mojar un paño y plancharlo con una plancha caliente. El vapor penetra en la madera y la expande

MADERAS NOBLES

Si por casualidad has heredado los muebles de tu abuela te hago llegar este consejo muy valioso, para mantenerlos en perfecto estado puedes limpiarlos con un paño empapado en gasolina.

MANCHAS DE BARNIZ


Si lamentablemente al barnizar algún mueble se manchó alguna prenda, no se preocupe aplique sobre la mancha acetona y la suciedad se eliminará fácilmente. Sin embargo debe tener en cuenta que ésta operación no debe realizarse sobre nylon, rayón o tejidos que sean 100% sintéticos, ya que la acetona los puede dañar.

Pulverizaremos la zona afectada con un producto limpiahornos; esperamos unos cinco minutos y después frotamos con un paño humedecido ligeramente con alcohol, seguidamente frotamos con otro paño seco y sacamos brillo.
Los barnices, esmaltes y pintura, además de atenuar las virtudes de la madera, también pueden causar alergias. Un buen sustituto de estos productos es el aceite de linaza, la cera de abeja o el carbonato sódico. Los muebles de nogal deben repasarse con un trapo empapado en leche, y después abrillantar con un paño seco. Para recuperar el brillo del roble se hierve un litro de cerveza, con una cucharada grande de azúcar y dos de cera de abeja. Una vez fundido se deja enfriar y se frota con un trapo sobre la madera.


IGUALAR EL BARNIZ LEVANTADO
Si la cantidad de barniz que se ha levantado es pequeña, procede a realizar un lijado suave de la zona. A continuación aplica una mano de barniz que iguale con la anterior.

Si por el contrario la zona levantada es muy grande, deberás proceder al decapado y posterior lijado de toda la zona, para acabar dando un par de manos de barniz. 

RECUPERA EL BRILLO DE TUS MUEBLES BARNIZADOS
Para ello, frota tus muebles con un trapo de algodón humedecido en gasolina y aguarrás (o alcohol de quemar) a partes iguales. 

PARA QUE LA CARCOMA NO VUELVA A TUS MUEBLES
Aplica de vez en cuando en las zonas afectadas un poco de alcohol fénico. 

CÓMO DISIMULAR LOS ARAÑAZOS EN LOS MUEBLES LACADOS
Si tus muebles lacados han recibido algún golpe o arañazo, aplícales un poco de cera incolora y a continuación frótalos con un trapo de lana.

ELIMINAR ARAÑAZOS DE UN MUEBLE DE MADERA
Para quitar los arañazos superficiales de un mueble de madera, frota la zona con unos dientes de ajo hasta conseguir rellenar las marcas. Deja secar y a continuación elimina el sobrante con un trapo. A continuación aplica cera.

MUEBLES DE VALOR

•  Antigüedades Mantenga estos muebles lejos del calor directo y de la luz del sol, que puede dañarlos. Quite el polvo con frecuencia. Elimine las marcas pegajosas con un poco de agua y vinagre. Use cera de abejas para lustrarlos una o dos veces al año.

Madera laqueada Lustre en dirección de la yeta, con un paño suave. Cada tanto use cera y frote bien. Elimine las marcas pegajosas y las huellas digitales con un poco de alcohol fino. Si el laqueado se daña, llame a un lustrador profesional.

 

LIMPIEZA DE LA MADERA BLANCA
Si tienes muebles de madera blanca y quieres devolverles su color original, o simplemente mantenerlo, lávalos con agua y lejía (una parte de lejía por cada diez de agua) y luego lo aclaras con agua a la que habrá añadido previamente un chorrito de amoníaco.

 MUEBLES BLANCOS
Para ello, frota tus muebles con un trapo de algodón humedecido en gasolina y aguarrás (o alcohol de quemar) a partes iguales.

 LIMPIAR MUELLES OXIDADOS DE MUEBLES ANTIGUOS

- Poner en un bote aguarrás (aproximadamente un vasito).
- Añadir un tapón de vaselina líquida (se vende en farmacias).
- Restregar con estropajo metálico 000.


BUEN OLOR EN TUS ARMARIOS
Hay veces en la que la ropa de los armarios no desprende un olor fresco y limpio. Lo que suelo hacer yo, es poner en los cajones de mis armarios, mandarinas con clavos de especias clavados en ellas. Eso sí, tienes que tener cuidado y cambiarlos bastante a menudo porque las mandarinas se pudren y puedes conseguir el efecto contrario.


LIMPIAR LA TAPICERIA DE UN MUEBLE
En primer lugar quitaremos los cojines del mueble y pasaremos el polvo por toda su superficie. Después limpiaremos la tapicería con una esponja empapada en una mezcla de agua y amoniaco (una parte de amoniaco por cada tres de agua). Finalmente, pasaremos un paño de algodón blanco que no deje pelusa para eliminar el exceso de humedad.

LIMPIAR MESAS DE MADERA NATURAL

Las mesas de madera natural son muy bonitas, pero también son muy delicadas. Una forma sencilla de limpiarlas es la siguiente: disuelve un poco de detergente del que sueles emplear para lavar los platos y un par de gotas de amoníaco en agua caliente. Limpia la mesa con esta mezcla.

TIRADORES PERFECTOS EN TUS MUEBLES
Si los tiradores de tus muebles son metálicos, ten cuidado porque se oxidan con bastante facilidad. Para evitar que te pase esto, cuando tengas bien limpios los tiradores, cúbrelos con barniz o simplemente con esmalte transparente de uñas, así el metal permanecerá muy brillante.


EVITA LAS POLILLAS EN TUS ARMARIOS
La naftalina es un remedio muy eficaz para evitar que las polillas estropeen la ropa de tu armario, aunque desprenden un intenso olor, difícil de eliminar. Por eso es más recomendable elegir cualquiera de los productos antipolillas que encontrarás en las droguerías. Son productos muy efectivos, de aromas agradables. Puedes colgar también un ramito de lavanda en la barra del armario, para que éste no huela a naftalina.

La madera de cedro es un excelente repelente para polillas. Puedes encontrar, en tiendas especializadas, piezas especialmente diseñadas para colgar en los armarios. Para reforzar su eficacia, es aconsejable lijar la pieza de madera de cedro, como mínimo una vez al año.

QUEMADURAS EN LA MADERA
Cigarrillos, estufas o planchas son capaces de causar manchas horribles en los muebles, para mitigar los daños, se puede frotar la madera con una lima, siguiendo la dirección de la fibra, luego untar la superficie con aceite de linaza. Finalmente se le podrá pasar un paño.

 ARMARIOS ZAPATEROS
Para evitar el olor fuerte de estos armarios podemos colocar en cualquier recipiente algunos granitos de café y otros de anís.

CAJONES
Si los cajones de su casa entran y salen con dificultad, nada mejor que untarlos con un poco de jabón

 

ARMARIOS SIN HUMEDAD.
Distribuye por él pequeños trozos de tiza; ésta se encargará de absorverla por completo. Inténtalo también colocando unas bolsitas de tela llenas de arroz.

PARA TORNILLOS PASADOS DE ROSCA EN MADERA
Si se os pasa de rosca un tornillo en la madera, o bien, si el agujero se ha hecho demasiado grande, es tan sencillo de arreglar como meter trozo de palillo mondadientes dentro del agujero con la misma logitud que profundidad del agujero. Facilísimo.

 

PREPARACIÓN DE MUEBLES DAÑADOS 

A) Madera nueva

 

  • Control de la humedad de la madera. No pintar con más de un 15% de humedad.
  • Lijado suave y eliminación de polvo, cera, suciedad.

·          Las manchas de resinas o aceites se eliminarán con D-17 o D-15 seguido de un lavado con agua amoniacal

·          Lijado suave (matando el brillo) y eliminación de polvo, cera, suciedad.

·          Determinar si es compatible con el sistema de pintado anterior.

 

C) Madera con pintura o barniz en mal estado

 

  • Eliminar completamente las capas antiguas de esmalte o barniz mediante: lijado, acuchillado, espátula, quitapinturas, cepillado.

·          Llegado a este punto, tratarlo como madera nueva. Aptdo. A).

 FONDO DE IMPRIMACIÓN 

  • Tratamiento anticarcoma de la madera. Actúa y protege contra la carcoma y demás insectos, así como sobre hongos y mohos.
  • Selladora y pastas sintéticas.

·          Tintes para madera al interior. 

ACABADO

  • Esmaltado ( exterior o interior ).
  • Barnices para exterior o interior.

·          Acabados especiales de poliuretano, epoxi, clorocaucho

 

 MUEBLES PARA EXTERIORES

  • Los muebles para exteriores de mimbre pueden limpiarse con una manguera o una lavadora de presión. Sólo tiene que quitar los cojines y eliminar la suciedad con la presión del agua. Si el mimbre está muy sucio, use una esponja, jabón neutro y agua fría para enjuagar. Deje que los muebles se sequen completamente. A continuación, aplique cera en pasta al armazón para mantenerlo reluciente e impermeabilizado. Algunas clases de mimbre, resistentes a las inclemencias del tiempo, facilitan mucho su mantenimiento. Guarde los cojines bajo techo y cubra los armazones al acabarse la temporada de uso.
  • Los muebles exteriores de madera que han sido revestidos con barniz para exteriores se pueden lavar usando agua con jabón. Asegúrese de enjuagar los muebles por completo con agua limpia. Los muebles de madera, excepto la teca y el cedro, deben guardarse en el interior durante el invierno.

 

LUCHA CONTRA LA CARCOMA

El problema es debido a varios coleópteros que ponen sus huevos en la madera. Del huevo sale una larva que excava una larga galería siguiendo el curso de las fibras blandas de la madera, pudiendo transcurrir hasta tres años antes de que la larva se convierta en insecto, momento en el que abandona la madera, dejando un agujerito de 1,5 a 3 mm de diámetro.

 

 

La madera también puede ser atacada por otros insectos de características parecidas a la carcoma como pueden ser el escarabajo velador o el escarabajo doméstico longicornio. Este último produce agujeros de media pulgada de diámetro destruyendo por completo la madera.

Análisis del problema

Las maderas más propensas al ataque de la carcoma son aquellas que no son ni muy jóvenes ni demasiado viejas, siendo por lo tanto maderas que se encuentran lo suficientemente secas para permitir una excavación fácil pero a la vez, no han de ser demasiado duras. En muchos muebles antiguos podemos ver señales de carcoma, pero sin volver a sufrir los efectos del ataque de la carcoma.

Por un sencillo proceso de visión directa, o a través de una lupa podremos analizar el alcance de la plaga, de tal manera que si los agujeros tienen los bordes netos y pulidos y el interior limpio y pulido se trata de un agujero reciente. Mientras que en los agujeros viejos, los bordes están deteriorados y astillados y el interior es oscuro y ensuciado de polvillo

 

Si encontramos muchos agujeros recientes, tenemos un problema de carcoma. Si todos los agujeros son viejos, no tenemos que preocuparnos ya que dicho mueble no tiene carcoma.

Forma de actuación

El primer paso será limpiar bien la madera, eliminando la suciedad para que el contacto con el producto anticarcoma sea directo.
La aplicación se puede realizar directamente con un pincel aplicando sucesivas capas. Si las maderas son gruesas el líquido no alcanza los agujeros internos, motivo por el cual se puede inyectar una parte del liquido con una jeringa sobre los agujeros. Aunque estos sean agujeros de salida, y no se halla dentro el insecto, puede ser un lugar de depósito de huevos, con lo cual logramos atacar dichos huevos e impregnar de líquido extractos más profundos de la madera.
Podemos potenciar el efecto de los vapores tóxicos que despiden los líquidos anticarcomas, tapando la madera con plásticos después de la aplicación del líquido. Es necesario la utilización de guantes y mascarillas.
Es aconsejable que éstos tratamientos se realicen a partir del otoño.

Lucha contra la carcoma

Los procedimientos para la eliminación de la carcoma son caros y peligrosos por el tipo de sustancias tóxicas que se utilizan, las cuales aniquilan insectos y larvas e impregnan la madera de tal manera que no vuelve a ser atacada por la carcoma. Es por este motivo que muchas veces esto se tendrá que realizar por especialistas en locales especiales

Reparación de la madera

Se pueden rellenar los agujeros con un lápiz de cera de color, pasándolo varias veces sobre los agujeros.
Otro procedimiento más radical y definitivo es preparar una mezcla de cola, serrín fino y colorante bastante diluido. Se aplica sobre la superficie, procurando que entre bien por los agujeros y a continuación se frota con un paño húmedo o con una esponja, hasta que veamos que no quedan restos de la mezcla.
Esta obturación de los agujeros es recomendable no sólo por motivos de estética, sino también porque evita que otros insectos se introduzcan en la madera, con lo que aumenta la resistencia de la misma contra la humedad.

 

 

LIMPIEZA DE PERSIANAS DE MADERA

Para limpiar las lamas de las persianas lo hacemos según vayamos subiendo ésta. Pero para una limpieza más somera bajaremos la persiana hasta abajo y la soltamos del rodillo quitando los clavos que van sujetos en el rodillo y que unen éste con la persiana. A través de unas cintas tendremos que procurar sujetar la persiana por la parte superior para que no se nos introduzca del todo en las guías.
Si esto ocurre no tendremos más que empujar la persiana por abajo hasta sacarla de las guías. El siguiente paso es extraer totalmente la persiana sacándola al exterior y extendiéndola sobre una superficie en la que podamos trabajar.

 

Soltaremos la persiana del rodillo, únicamente quitando los clavos que van clavados en el rodillo y que unen éste con la persiana; a través de unas cintas tendremos que procurar sujetar la persiana por la parte superior para que no se nos introduzca del todo en las guías.
Si esto ocurre no tendremos más que empujar la persiana por abajo hasta sacarla de las guías. El siguiente paso es extraer totalmente la persiana sacándola al exterior y extendiendola sobre una superficie en la que podamos trabajar sobre la persiana.

 

Para la restauración de la persiana procederemos en primer lugar a volver a limpiarla a conciencia y a continuación quitamos el barniz con cualquiera de las técnicas de decapado existente, bien por medio de productos químicos o bien por la aplicación de calor. El siguiente paso es lijar la superficie de la madera y aplicaremos aceite lubricante sobre los resortes de unión de las lamas para quitar el posible óxido que se halla formado sobre los alambres. Posteriormente es recomendable aplicar un tratamiento antipolilla, dar una capa de tapaporos y terminaremos barnizando con un barniz especial para exteriores.

Con la caja procederemos de la misma manera. Volveremos a limpiar la caja ahora que ya no nos molesta la persiana, lijamos y le damos un tratamiento antipolilla y uno tapaporos. Con estos pasos sería suficiente, pero nosotros le aconsejamos que lo barnice, ya que de esta manera futuras limpiezas de la caja serán mucho más cómodas.
También es importante comprobar el estado del rodillo, si éste tiene polilla, recomendamos su sustitución por uno metálico, ya que dicho rodillo es el que soporta todo el peso de la persiana.

Ya con la persiana bien seca la instalamos, para lo cual introduciremos la persiana por las guías, dejándola bajar. Aprovecharemos para colocar unas cintas de sujección nuevas, que pasaremos por las aberturas de la última lama y las clavaremos sobre el rodillo.

 

 

Finalmente, subimos la persiana para ver que funciona bien, y si así es, ya podemos cerrar la caja.

Compartir

Síguenos en:

El portal de la limpieza profesional, empresas de limpieza y productos de limpieza - Tel 902 198 071 - Aviso Legal - Contactar

Publicidad